El Aumento del Colesterol Sanguíneo Después de una Dieta Rica en Grasa Saturada, Se Evita Mediante la Práctica de Ejercicio Aeróbico.

Una dieta alta en ácidos grasos saturados (HSFAD) deteriora la salud metabólica y cardiovascular, mientras que el entrenamiento aeróbico la mejora.

El objetivo de este estudio fue investigar en personas físicamente inactivas y con sobrepeso si 2 semanas de hiperlipemia o HSFAD conduce a la resistencia a la insulina y si el entrenamiento aeróbico simultáneo contrarresta estos efectos.

Catorce individuos sanos y jóvenes (de 24,8 ± 1,8 años) con sobrepeso (índice de masa corporal, 27,5 ± 0,6 kg x m-2), fueron asignados al azar a un grupo sometido a dieta (D) o a un grupo sometido a dieta más ejercicio (D + E).

Durante 14 días consecutivos, ambos grupos aumentaron la dieta de ácidos grasos saturados de 31 ± 10 a 52 ± 14 g x día-1 mientras se mantiene la ingesta de grasa total. Paralelamente a la dieta, el grupo D + E se sometió a 11 sesiones en cicloergómetro de 55 minutos al 60% del consumo de oxígeno pico (V˙O2peak).

Antes y después de la intervención, se estimó la sensibilidad a la insulina y la composición corporal, se midieron los lípidos en sangre, la presión arterial en reposo y VO2 pico. El peso y la composición corporal, la concentración y la composición de ácidos grasos libres, y la sensibilidad a la insulina se mantuvieron sin cambios en ambos grupos.
Sin embargo, después de la intervención, el colesterol total (CT) y la lipoproteína de baja densidad (LDL-C o “colesterol malo”) aumentaron por encima de los valores previos a la intervención en el grupo D (147 ± 8 a 161 ± 9 mg x dL-1, y 71 ± 10 a 82 ± 10 mg x dL-1, respectivamente). En cambio, en el grupo D + E, el TC y el LDL-C se mantuvo sin cambios (153 ± 20 a 157 ± 24 mg x dL-1 y 71 ± 21 a 70 ± 25 mg x dL-1).

Además, el grupo D + E redujo la presión arterial sistólica (6 ± 2 mm Hg) y aumento VO 2 pico (6 ± 2 mL x kg-1 x min-1).

En conclusión, el aumento del TC y LDL-C inducida por 14 días de HSFAD se puede prevenir mediante el entrenamiento simultáneo de ejercicio aeróbico, que, además, mejora la capacidad cardiorrespiratoria.

Juan Fernando Ortega, Valentín Emilio Fernández-Elías, Nassim Hamouti, Ricardo Mora-Rodriguez. Increased blood cholesterol after a high saturated fat diet is prevented by aerobic exercise training. Applied Physiology, Nutrition, and Metabolism. 2012.

* La Imagen es solo ilustrativa.

Posted on 01/02/2013, in Artículos, Salud y Fitness. Bookmark the permalink. Leave a Comment.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*