Utilización del Hielo (Crioterapia) para Disminuir el Dolor Producto del Daño Muscular Inducido por el Ejercicio.

Crioterapia

 En una investigación actual, titulada The Effects of Multiple Daily Applications of Ice to the Hamstrings on Biochemical Measures, Signs, and Symptoms Associated With Exercise-Induced Muscle Damage* (2013), los investigadores Oakley,  Pardeiro y Colaboradores describen que  no existen pruebas concluyentes de la efectividad de la crioterapia (aplicación de hielo) para el tratamiento del daño muscular inducido por ejercicio (IEGD).  Los pequeños tamaños de las muestras y los tratamientos aplicados que no correspondían a la práctica basada en la evidencia son las limitaciones de los estudios anteriores que pueden haber contribuido a resultados equívocos.

Por esto, el propósito de este estudio fue examinar la eficacia de la aplicación de hielo varias veces al día sobre el EIMD durante todo el período de recuperación de 72-horas, un protocolo que se asemeja más a la práctica clínica actual.

Treinta y tres sujetos fueron asignados aleatoriamente o bien al grupo de crioterapia (n = 23) o al grupo control (n = 10). El EIMD fue inducido a través de repetidas contracciones isocinéticas excéntricas de los músculos isquiotibiales. El grupo experimental recibió hielo inmediatamente después de la inducción del EIMD y continuó usando hielo 3 veces al día durante 20 minutos a lo largo de las 72 horas, el grupo de control no recibió ninguna intervención. Torque isométrico, longitud del tendón, el dolor y los marcadores bioquímicos  (CK**, ALT y AST)  se evaluaron al inicio del estudio y a las 24, 48, y 72 horas.

Ambos grupos demostraron un cambio significativo (p <.05) en todas las variables dependientes en comparación con el valor basal, pero no hubo diferencia entre los grupos, excepto para el dolor.

En grupo de crioterapia tuvieron significativamente (p = 0,048) menos dolor (3,0 cm + / – 2,1) en comparación con el control (5,35 cm + / – 2,5) a las 48 horas. Aunque no es estadísticamente significativo, el grupo de crioterapia tenía mayor rango de movimiento e inferiores niveles de CK y AST a las 72 horas en comparación con el grupo control.

En conclusión: Las aplicaciones repetidas de hielo puede disminuir el dolor asociado con EIMD significativamente en 48 horas después de la EIMD. Si bien los resultados pueden no ser únicos, la metodología de este estudio fue distintivo en que se utilizó una muestra de mayor tamaño y un protocolo de congelación similar a la práctica actual de tratamiento recomendado.

*Traducción: Los Efectos de Múltiples Aplicaciones Diarias de Hielo a los Isquiotibiales en las Medidas Bioquímicas, los Signos y Síntomas Asociados con el Daño Muscular Inducido por el Ejercicio.

**Sintéticamente, estos marcadores bioquímicos se utilizan como posibles indicadores de daño y/o inflamación muscular (esta aclaración es nuestra).

Oakley, Elizabeth; Pardeiro, Rafael Brandon; Powell, Joseph W; Millar, Audrey Lynn. The Effects of Multiple Daily Applications of Ice to the Hamstrings on Biochemical Measures, Signs, and Symptoms Associated With Exercise-Induced Muscle Damage. Journal of Strength & Conditioning Research. 2013.

 

 

Posted on 04/02/2013, in Artículos, Entrenamiento, Salud y Fitness. Bookmark the permalink. Leave a Comment.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*