Respuestas fisiológicas y perceptuales de dos protocolos de ejercicios intermitentes alta intensidad en Fútbol.

A modo de introducción:

Por Prof. Mauricio Varela.

Para comenzar esta  introducción será oportuno citar en forma textual una investigación del prestigioso Ermanno Rampinini y col. (2009), allí los autores afirman que: «…el fútbol es un deporte que requiere de actividades prolongadas, intermitentes y de alta intensidad (Bangsbo et al. 1991; Mohr et al. 2003). Durante el juego, los jugadores cambian de actividad cada 5 segundos en promedio y realizan aproximadamente 1300 acciones, 200 de las cuales son realizadas a alta intensidad (Bangsbo et al. 2006). Además, los periodos decisivos del juego requieren que los jugadores realicen gestos a alta intensidad (Bangsbo et al. 2006). Por lo tanto, la habilidad para realizar series de esfuerzo de alta intensidad durante el juego es de gran importancia para mejorar el rendimiento (Bangsbo 1994)…Hoy en día, es aparente que los jugadores de fútbol de mas alto nivel de competición son mayormente capaces de realizar esfuerzos de alta intensidad de carácter intermitente (Bangsbo et al. 2008; Mohr et al. 2003) o series de sprint repetido (RSA) (Impellizzeri et al. 2008)…»

Los autores (Rampinini y col. 2009), luego de realizar un profundo análisis del tema concluyen que: «…para mejorar la RSA, los jugadores entrenados podrían beneficiarse a partir del entrenamiento de la cinética del VO2 (consumo de oxigeno) y el mejoramiento de la capacidad de tolerar la acidosis metabólica durante el esfuerzo intermitente e intenso más que al entrenamiento para lograr mayores VO2max. (Rampinini, Sassi y col. 2009)… Algunos autores han sugerido que los jugadores de fútbol manifiestan adaptaciones específicas a las carreras intermitentes de alta intensidad (Drust et al. 2000; Krustrup et al. 2003), lo que es frecuente en el entrenamiento de fútbol.

Los ejercicios basados en RSA son caracterizados por varios sprints entremezclados con períodos breves de recuperación. Tal ejercicio resulta en respuestas metabólicas similares a las que ocurren durante los partidos reales, como una disminución en el pH muscular, fosfocreatina y ATP, la activación de la glucólisis y un envolvimiento significativo del metabolismo aeróbico. Por esta razón, el uso de ejercicios basados en RSA para el entrenamiento y la evaluación de atletas de deportes de equipo, está aumentando. Varios estudios han demostrado que el entrenamiento de sprint consistente en esfuerzos de corta duración máximos o casi máximos (5 a 30 segundos), puede producir mejoras en la capacidad para repetir varias series del ejercicio anaeróbico (kohan, A.).

Luego de esta introducción deseamos compartir los argumentos centrales de un artículo recientemente publicado en el Asian Journal of Sports Medicine, titulado «Physiological Responses of General vs. Specific Aerobic Endurance Exercises in Soccer«, donde los autores (Hassane Zouhal, Emmeran LeMoal y Col. 2013) tuvieron como objeto de estudio el comparar las respuestas fisiológicas y perceptuales de dos protocolos de ejercicios intermitentes alta intensidad, uno utilizado «tradicionalmente» que es el ejercicio 15s/15s, y el otro ejercicio sería el Protocolo de Hoff (HTE), menos utilizado.

¿Qué hicieron los investigadores?

Reclutaron a 7 jugadores de fútbol de alto nivel (edad: 24,1 ± 4.5 años, Altura: 175 ± 0.04cm; masa corporal: 67.9 ± 9.0kg, % de grasa corporal: 14.2 ± 2.4%). Los participantes debieron realizar dos ejercicios con la misma duración total (25 minutos) en un orden aleatorio (durante 2 meses):

1º) un protocolo 15s/15s a 120% de la velocidad aeróbica máxima (VAM). Los sujetos tenían que correr 4 series de 4 minutos (15 segundos en linea a una intensidad del 120% de la VAM  individual, intercalados con 15s de recuperación pasiva).

2º) un protocolo de HTE (4 vueltas separadas por 3 minutos de pausa) (Fig 1).

La frecuencia cardíaca (FC) y el consumo de oxígeno (VO 2) se midieron continuamente durante los dos ejercicios. El índice de esfuerzo percibido (RPE) se midió 15 minutos después del finalizado cada ejercicio. Además, la concentración de lactato en sangre (La) se evaluó antes, durante y al finalizar cada protocolo.

Figura 1: La prueba de Hoff es una prueba diseñada para evaluar el rendimiento aeróbico en el fútbol. Chamari et al. (2005).

Que resultados se obtuvieron:

La media de VO2 durante HTE fue significativamente mayor que durante el protocolo de 15s/15s  (39,3 ± 2,3 vs. 36,8 ± 1,9 ml / min. / Kg) (Fig. 2).

El total de O2 consumido fue significativamente mayor (P <0,05) durante HTE (66.8 ± 7.6 L) que durante los 15s/15s (62,3 ± 8,6 L).

El lactato sanguíneo [La] después del HTE fue significativamente mayor que los 15s/15s (12,5 ± 2,0 vs. 10,6 ± 2,0 mmol / L, P <0,05).

Sin embargo, la RPE proporcionada por los jugadores en los 15s/15s fue más intensa que el HTE (13 ± 1,8 vs. 11,7 ± ​​1,4, p <0,05).

Figura 2: Total de consumo de oxígeno en litros para los dos ejercicios, el HTE y la 15s/15s (n = 7).

Conclusión a la que arriban los autores:

Los resultados demuestran que el VO2 y el [La] fueron más altos durante HTE que durante los 15s/15. Sin embargo, HTE se percibía menos intenso que 15s/15s. Por lo tanto, el uso de HTE se presenta como una alternativa eficaz para los preparadores físicos para el desarrollo de la resistencia aeróbica en jugadores de fútbol.

Limitaciones del estudio:

La principal limitación del estudio es poseer un número total de participantes demasiado pequeño (n: 7). Además, el pequeño número de jugadores no permitió examinar las respuestas fisiológicas de acuerdo con las diferentes posiciones de los jugadores.

Finalmente, recordamos cordialmente al lector interesado que podrá realizar la lectura completa del estudio central, el cual se halla adjuntado en la cita bibliográfica que colocamos a continuación.


El Estudio: Hassane Zouhal, Emmeran LeMoal, Del P. Wong, Omar BenOunis, Carlo Castagna, Corentin Duluc, Adam L. Owen, Barry Drust. Physiological Responses of General vs. Specific Aerobic Endurance Exercises in Soccer. Asian Journal of Sports Medicine, Volume 4 (Number 3), September 2013, Pages: 212-220.

Bibliografía de interés:

Posted on 08/09/2013, in Artículos, Entrenamiento, Nuestras Publicaciones. Bookmark the permalink. Leave a Comment.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*