Test del puente prono: validez y confiabilidad.

La evaluación de la capacidad muscular central es clínicamente relevante ya que se considera relacionada con el dolor lumbar (Abdelraouf y Abdel-Aziem, 2016; Kahraman et al, 2016), el riesgo de lesión (Leetun et al., 2004, Wilkerson et al, 2012), e incluso la función atlética (Kibler et al, 2006; Lust et al, 2009).

Se han sugerido numerosas pruebas para evaluar e identificar deficiencias en el rendimiento muscular central (Biering-Sörensen, 1984; Leetun et al., 2004; Okada et al., 2011).

La prueba del puente prono (imagen 1), se usa comúnmente para medir supuestamente la capacidad de resistencia de los músculos abdominales centrales (Ekstrom et al., 2007; Weir et al., 2010; Waldhelm & Li, 2012, Ambegaonkar et al. al., 2016), debido a que es una prueba simple y segura de realizar al mismo tiempo que no requiere equipamiento costoso (Evans et al., 2007).

Imagen 1: Puente prono

Esta prueba consiste en  mantener una posición de decúbito prono apoyado en los antebrazos. Ambos pies se colocan al ancho de la cadera. Los antebrazos deben permanecer en una posición neutral. La pelvis se levanta del piso y se formó una línea recta. Bliss y Teeple (2005) sugieren que los sujetos evaluados deberían soportar esta posición  al menos 60 segundos.

Ahora bien, un problema frecuente encontrado en los estudios es la validez y fiabilidad insuficientes de este test (Evans et al, 2007; Hayen et al, 2007).

Lo interesante es que un reciente estudio (De Blaiser C et al. 2018) ha demostrado que: LA PRUEBA DEL PUENTE PRONO ES UNA HERRAMIENTA VALIDA, CONFIABLE Y FÁCIL DE ADMINISTRAR EN POBLACIÓN SANA PARA DETECTAR DEFICIENCIAS MUSCULARES ABDOMINALES y se puede utilizar en los campos de prevención de lesiones y entrenamiento deportivo, entre otros.

———————————

Referencia:

De Blaiser C, De Ridder R, Willems T, Danneels L, Vanden Bossche L, Palmans T , Roosen P. Evaluating abdominal core muscle fatigue: Assessment of the validity and reliability of the prone bridging test. Scand J Med Sci Sports.2018 Feb; 28 (2): 391-399.

Posted on 17/02/2018, in Artículos, Entrenamiento, Nuestras Publicaciones, Salud y Fitness. Bookmark the permalink. Leave a Comment.

Comenta Aquí en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*