La Obesidad es un Factor Determinante del Daño de Órganos del Sistema Cardiovascular y Renal en Jóvenes.

En una reciente investigación publicada en el International Journal of Obesity, titulada: “La obesidad es un factor determinante del daño de órganos diana en  jóvenes hipertensos de mediana edad”, los investigadores, demuestran que la obesidad en sujetos hipertensos tiene efectos perjudiciales sobre órganos del sistema cardiovascular  y renal ya a una edad prematura. De allí que las estrategias preventivas dirigidas a lograr la reducción de peso deben ser implementadas en una etapa muy temprana en los jóvenes con exceso de adiposidad y presión arterial (PA) elevada.

Vayamos más profundamente al análisis de dicho artículo:

¿Cuál fue el objetivo de la investigación?

Examinar el impacto del sobrepeso y la obesidad en el desarrollo de lesiones de órgano diana en la etapa temprana de la hipertensión. Para ello participaron del estudio 727 sujetos jóvenes de mediana edad con hipertensión etapa 1 y seguidos durante 8 años.

¿Qué midieron los investigadores?

La PA, la tasa de excreción de albúmina y datos ecocardiográficos se obtuvieron al inicio, cada 5 años y/o antes de iniciar el tratamiento antihipertensivo.

¿Y qué resultados se obtuvieron?

  • Durante el seguimiento, el 54,7% de los sujetos con peso normal que necesitan tratamiento contra la hipertensión la desarrollaron, el 66,6% de las personas con sobrepeso y el 73,0% de los pacientes con obesidad.
  •  Kaplan-Meier mostró que los pacientes con obesidad o sobrepeso progresaban a la hipertensión sostenida antes que aquellos con peso normal.
  •  Al final del estudio, la tasa de daño orgánico fue del 10,7% en el peso normal, el 16,4% en el sobrepeso y el 30,1% en los sujetos obesos
  •  En un análisis de regresión logística multivariable, el sobrepeso y la obesidad fueron predictores significativos de daño orgánico final.
  • La obesidad fue un predictor significativo tanto de la hipertrófia ventricular izquierda* y microalbuminuria (indica un posible “Daño renal”)

¿A qué conclusión arriban los investigadores?

Los datos indican que la obesidad en sujetos hipertensos tiene efectos perjudiciales sobre el sistema cardiovascular ya a una edad temprana. Las estrategias preventivas dirigidas a lograr la reducción de peso deben ser implementadas en una etapa muy temprana en los jóvenes con exceso de adiposidad y PA elevada.

 


P Palatini, F Saladini, L Mos, E Benetti, A Bortolazzi et al. Obesity is a strong determinant of hypertensive target organ damage in young-to-middle-age patients. International Journal of Obesity. Feb 1, 2013.


* Breve aclaración: Diferencia entre hipertrófia ventricular fisiológica y patológica

La hipertrófia miocárdica puede definirse como un proceso adaptativo del corazón en el que uno o ambos ventrículos incrementan la masa muscular en respuesta a una carga aumentada.

Si se mantiene la proporcionalidad entre miocitos, el intersticio y la vascularización con respecto al aumento de la masa muscular en los ventrículos, se considera una hipertrófia fisiológica, capaz de realizar una regresión completa cuando cesa el estímulo, siendo éste el ejercicio físico. Cuando se pierde esta relación entre los distintos componentes de la masa miocárdica, se considera que la hipertrófia es patológica, siendo provocada por estímulos anormales como la hipertensión arterial.

El ventrículo derecho se adapta a la hipertrófia ventricular izquierda causada por el entrenamiento físico en forma beneficiosa y sin alterar las propiedades funcionales del miocardio. Por contra, los sujetos que presentan hipertrófia ventricular izquierda por hipertensión arterial muestran un deterioro en la función diastólica (Escudero et al, 2003).

Imagen es sólo Ilustrativa.

Posted on 14/02/2013, in Artículos, Salud y Fitness. Bookmark the permalink. Leave a Comment.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*