Alivio del dolor muscular, que hacer: ¿masajes o ejercicio “suave”?

En esta entrada compartimos un breve extracto de un interesante artículo, publicado por el Journal of Strength & Conditioning Research, titulado: Acute effects of massage or active exercise in relieving muscle soreness: Randomized controlled trial (2013), donde los autores intentan responder que manera es la más efectiva para aliviar el dolor muscular; para ello realizaron una comparación entre el efecto agudo que producen los masajes versus el ejercicio.

¿Qué hicieron los investigadores?

Reclutaron a veinte mujeres sanas (edad media 32 años). Las participantes realizaron contracciones excéntricas para el músculo trapecio superior en un dinamómetro Biodex.

El dolor muscular de aparición retardada (DOMS) se presentó 48 horas más tarde. En ese momento, los participantes 1º) recibieron diez minutos de masaje en el músculo trapecio o 2º) realizaron diez minutos de ejercicio activo (10 x 10 repeticiones de encogimientos de hombros) con un aumento de la resistencia por medio de una banda elástica (Thera-Band).

Figura 1: Encogimientos de hombros (la grafica es solo ilustrativa)

Figura 1: Encogimientos de hombros con mancuerna (la grafica es solo ilustrativa)

Los participantes puntuaron la intensidad del dolor (escala 0-10) y un examinador tomó las medidas del umbral de dolor por presión (PPT) de la porción superior del trapecio inmediatamente antes del tratamiento, a los 10, 20 y 60 minutos después del tratamiento.

¿Qué resultados obtuvieron los investigadores?

En comparación con el control, tanto el ejercicio activo como el masaje redujeron significativamente la intensidad del dolor y el PPT (es decir, reducción de la sensibilidad del dolor). Para ambos tipos de tratamiento el mayor efecto sobre el dolor percibido se produjo inmediatamente después del tratamiento, mientras que el efecto sobre el PPT llego 20 minutos después del tratamiento.

Conclusión:

El ejercicio activo con resistencia elástica proporciona un alivio similar del dolor muscular agudo en comparación con el masaje.

Entrenadores, terapeutas y deportistas pueden utilizar calentamiento activo o masaje para reducir DOMS agudo, por ejemplo luego de la competencia o de un trabajo extenuante, pero deben tener en cuenta que el efecto es temporal, es decir, los mayores efectos se producen durante los primeros 20 minutos después del tratamiento y disminuye dentro de una hora.

 

 

El masaje es comúnmente una de las mejores modalidades para aliviar el dolor muscular. Sin embargo, el “calentamiento” de los músculos con el ejercicio “sueve” puede ser una alternativa eficaz.

 

 

 


Andersen, Lars L. PhD; Jay, Kenneth MSc; Andersen, Christoffer H. PhD; Jakobsen, Markus D. MSc. Acute effects of massage or active exercise in relieving muscle soreness: Randomized controlled trial. Journal of Strength & Conditioning Research: POST ACCEPTANCE, 21 March 2013. doi: 10.1519/JSC.0b013e3182908610


 

 

 

Posted on 25/03/2013, in Artículos, Entrenamiento, Salud y Fitness. Bookmark the permalink. 1 Comment.

  1. Pesa rusa Chile

    Si bien es difícil realizar estudios que valoren algo tan subjetivo como el dolor, es bueno clarificar que ambos estímulos mecánicos podrían tener en efecto positivo en la reducción del dolor. En el caso del masaje son muchos los efectos locales conocidos que genera, además del efecto propio de la fricción en el alivio del dolor (analgesia mediante teoría de la compuerta o Gate control). El ejercicio con menor carga, probablemente estaría activando también mecanorreceptores, además de tener similares efectos locales a los del masaje. El dolor muscular tardío generado principalmente por la ruptura de fibras musculares (microdesgarros) es inevitable después de entrenamientos muy intensos o cargas excéntricas con gran peso y/o volumen de ejercicio. Sin embargo suele disminuir el tiempo de este dolor cuando posterior a estas sesiones destructivas se realizan sesiones regenerativas o con cargas menores. El daño muscular es fácil de medir mediante exámenes de CK o 3-Metil-Histidina, sin embargo el dolor sigue siendo un gran desafió de evaluar , pues el umbral del dolor es muy variable entre sujetos. Esta evidencia confirma lo que muchas veces hacemos sin saber de ciencia. Muy interesante el artículo, muchos saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*