Efectos del ejercicio físico sobre la estabilidad postural, la marcha y el equilibrio en los adultos mayores.

Por Prof. Mauricio Varela.

Una disminución de la capacidad para mantener el equilibrio puede estar asociada con un mayor riesgo de sufrir caídas (Howe et al. 2011). En los adultos mayores, estos tipos de accidentes frecuentemente producen lesiones, pérdida de la independencia, enfermedades asociadas y la muerte prematura. En este sentido, es importante destacar que en estudios realizados por la Escuela de Medicina de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda, los investigadores (Gillespie et al. 2012) insisten que aproximadamente el 30% de las personas mayores de 65 años de edad que viven en la comunidad sufren de caídas cada año.

Ahora bien, el ejercicio físico parece tener efectos beneficiosos estadísticamente significativos sobre la capacidad del equilibrio en el corto plazo incluso en sujetos de avanzada edad, según lo demuestra una importante cantidad de investigaciones (Seynnes et al. 2004. Howe et al. 2011. Albinet et al. 2006).

Es en este contexto que compartimos una breve pero interesante síntesis de un artículo publicado recientemente por el Journal of Strength & Conditioning Research, titulado: Efectos de un programa de 12 semanas de entrenamiento propioceptivo sobre la estabilidad postural, la marcha y el equilibrio en los adultos mayores: un ensayo clínico controlado”.

¿Cual fue el objetivo de la investigación?

El propósito de este estudio fue evaluar el efecto de un programa de 12 semanas de entrenamiento específico propioceptivo sobre la estabilidad postural, la marcha, el equilibrio y la prevención de caídas en adultos mayores de 65 años.

 ¿Qué hicieron los investigadores?

Reunieron a 44 sujetos de edad avanzada (61-90 años, edad media, 78,07 ± 5,7 años), los cuales fueron divididos en dos grupos, uno Experimental (n = 20) y el otro de Control (n = 24).

Los participantes realizaron la Prueba de Equilibrio de Berg antes y después del programa de entrenamiento, y se evaluó la marcha de los participantes, el equilibrio y el riesgo de caídas, utilizando la Escala de Tinetti. Además se evaluaron otras variables como los desplazamientos del plano antero-posterior y medio-lateral, bajo dos condiciones: los ojos abiertos y los ojos cerrados.

El Test de equilibrio de Berg*: plantea al paciente una serie de tareas de progresiva complejidad (capacidad de estar sentado sin respaldo, de levantarse, de permanecer de pie con los ojos cerrados, de girar, de mantenerse erguido sobre un solo pie,…) asignando una puntuación en función de la capacidad de ejecución de cada una de las pruebas.

La Escala de Tinetti*: tiene dos subescalas, una de valoración del equilibrio y otra de valoración de la marcha. Se administra en 8-10 minutos y valora el riesgo de caídas del individuo. La puntuación máxima es de 28. Por debajo de 19 puntos se considera que el paciente tiene alto riesgo de caídas, entre 19 y 24 existe riesgo moderado.

*Presionar sobre el nombre de las Pruebas para acceder ellas.

¿En que consistió el programa de entrenamiento?

Después de una primera evaluación clínica, los pacientes se sometieron a un programa de 12 semanas de entrenamiento propioceptivo, compuesto por 2 sesiones de 50 minutos cada semana. Este programa incluyó 6 ejercicios con el Bosú y el Balon suizo como herramientas de entrenamiento inestable.

¿Qué resultados se obtuvieron? (breve síntesis)

– El programa de entrenamiento ha mejorado el equilibrio postural de los adultos mayores en el plano medio-lateral con los ojos abiertos (p <0,05) y el plano antero-posterior con los ojos cerrados (p <0,01).

Después de entrenar la propiocepción, los resultados de la prueba de la marcha (Tinetti), y del equilibrio (Berg) han mejorado 14,66% y 11,47% respectivamente.

¿Qué concluyen los autores?

Estos resultados muestran que un programa de 12 semanas de entrenamiento de la propiocepción en los adultos mayores es eficaz en la estabilidad postural, en el equilibrio estático y dinámico, y podrían conducir a una mejora en la capacidad de marcha, y a una disminución en el riesgo de caída en adultos de 65 años o más.

IMPORTANTE: Aspectos a Considerar:

IMPORTANCIA DE LAS TAREAS DUALES (ejercicios físicos-cognitivos):

Las actividades de la vida diaria del hombre, en un determinado contexto sociocultural, generalmente no son realizadas de manera aislada, analítica, fragmentaria; sino, por el contrario son realizadas de forma amplia: camina y habla por teléfono, camina e ingiere un alimento o bebe algún liquido, se desplaza y trasporta un objeto, se desplaza y piensa en su familia, en su trabajo, en los impuestos, etc. En síntesis, habitualmente se combina la actividad física, por medio del control postural, con la actividad cognitiva (Tarea Dual) (Huxhold O et al. 2006). En estas situaciones de Tarea Dual, para los adultos mayores con una precaria estabilidad postural y pobre equilibrio, la posibilidad de dar un paso rápido puede ser considerada la reacción postural más importante para prevenir una caída (Melzer et al. 2009), y al respecto, ciertos autores (Rankin et al. 2000) han indicado una disminución de la actividad neuromuscular subyacente al control de equilibrio mientras se está realizando una tarea cognitiva secundaria.

En su estudio, Rankin (2000) comparo la actividad electromiografica entre una tarea dual (ejercicios de equilibrio mientras se realizan ejercicios de matemáticas) versus una tarea control (sólo ejercicios de equilibrio). En sus resultados revelo que la actividad muscular postural se vio afectada significativamente por el desempeño de una tarea secundaria. Datos electromiografía detectaron una disminución de la amplitud de la respuesta muscular tanto agonista (gastrocnemio) como de la antagonista (tibial anterior) cuando se llevó a cabo la tarea dual.

En este punto, e intentando analizar el estudio central de referencia, es interesante considerar la existencia de evidencia que sugiere que  el ejercicio regular protege de la pérdida de la función física en los sujetos adultos en una sola tarea, pero no en condiciones de doble tarea (físico-cognitiva) (Melzer et al. 2009).

Por el contrario, otras investigaciones  indican que la realización  de un entrenamiento de “tipo dual” (ejercicio físico + actividad cognitiva) puede tener un valor añadido para la predicción de la caída (Zijlstra et al. 2008. Baker et al.2007). En este sentido, estudios pilotos, han podido demostrar que una intervención cognitivo-motor basada en ejercicios de fuerza y ​​de equilibrio con la adición de actividad cognitiva (por Ej. por medio de videojuegos de baile) es capaz de mejorar la ejecución voluntaria de pasos (acelerar el paso de iniciación y el tiempo total de finalización) en condiciones de tareas tanto individuales como duales en los adultos mayores (Pichierri et al. 2012).

En consonancia, las intervenciones que implican la marcha, el equilibrio, la coordinación, ejercicios funcionales y el fortalecimiento muscular, junto con actividades cognitivas, parecen tener el mayor impacto en las medidas indirectas del equilibrio.

Como vemos es necesario incorporar y tener presente el concepto de: Variabilidad de la Práctica.

Debemos siempre considerar la Variabilidad de la Práctica y la correcta planificación, programación y periodización del ejercicio.
Las imágenes son solamente ilustrativas.

Finalmente, tanto el bosú como los balones suizos son tan solo una herramienta más, que el Profesor o el Entrenador podrá utilizar dentro de un contexto más amplio, donde debieran primar variables como la planificación, la programación y la periodización.

Desde GEFI Entrenamiento estamos firmemente convencidos que: “…la utilización de cualquier ejercicio para cumplir con su rol de agente profiláctico, terapéutico, deberá ser correctamente contextualizado, considerando entre otros aspectos: la seguridad, la eficacia, la relación riesgo-beneficio, la funcionalidad, la adecuada dosis y los criterios de programación…”


 

Bibliografía Primaria:

Martínez-Amat, A; Hita-Contreras, F; Lomas-Vega, R; Caballero-Martínez, I; Alvarez, P; Martínez-López, E. Effects of 12-Week Proprioception Training Program on Postural Stability, Gait, and Balance in Older Adults: A Controlled Clinical Trial. Journal of Strength & Conditioning Research. August 2013 – Volume 27 – Issue 8 – p 2180–2188.

Bibliografía Secundaria:

  • Albinet C, Bernard PL, Palut Y. Attentional control of postural stability in institutionalised elderly people: effects of a physical exercise program. Ann Readapt Med Phys. 2006 Dec;49(9):625-31.

  • Pichierri G, Coppe A, Lorenzetti S, Murer K, de Bruin ED. The effect of a cognitive-motor intervention on voluntary step execution under single and dual task conditions in older adults: a randomized controlled pilot study. Clin Interv Aging. 2012;7:175-84. doi: 10.2147/CIA.S32558. Epub 2012 Jul 10.

Posted on 10/08/2013, in Artículos, Nuestras Publicaciones, Salud y Fitness. Bookmark the permalink. Leave a Comment.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*